Él

Breve historia de la distribución porno

Javier Vidal El 28 de diciembre de 1895 tuvo lugar la proyección de la primera película de los hermanos Lumière: un grupo de obreros saliendo de una fábrica de Lyon. Fenomenal. Esta es la versión oficial. La oficiosa es que…

Andrew Blake y el porno de otra época

Javier Vidal Si hay un director de películas para adultos reconocible de un solo vistazo —mucho antes de que el cerebro envíe las primeras señales a los órganos sexuales— ese sería Andrew Blake, el esteta por antonomasia, el Helmut Newton…

Nuestra primera colonia, nuestra primera película porno

Javier Vidal La infancia de todos nosotros, adolescentes perpetuos y consumidores incansables de sexo, está compuesta de recuerdos a veces difusos, otras brillantes como el neón que, de una manera ciertamente incomprensible, regresan a nosotros filtrados, envueltos en un adobo…

Porno sin cara, porno sin alma

Javier Vidal Existe una nueva tendencia en el porno amateur que se extiende como la gonorrea por los principales portales de contenido X. Y no me refiero a hombres cetrinos gimiendo en escorzos imposibles mientras reciben una lengua-piolet en el…

Tras la puerta verde

Filmoteca marrana   Javier Vidal Fue amor. Así, de esta manera tan abrupta apareció Marilyn Chambers en mi vida, acercando su boca a la mía, rodeándola con unos labios en forma de trampolín, con unos dientes blancos enroscados alrededor de…

La polla de Nacho Vidal

Javier Vidal De entre todos los fetiches del mundo del porno, tantos como días tiene la Semana Santa, hay uno que se mantiene erecto, recio y rebelde, por encima de todos los demás, dentro y fuera de mi vida de…

Las cosas que nunca verás en el porno mainstream

Javier Vidal Conozco a muchos consumidores de porno: padres de familia con sueldos astronómicos, desempleadas sin gatos, adictos a las mancuernas y al Instagram, mercenarios y vendedores de carne sin aditivos, solteros fofos y calvos, de torsos hercúleos con alergia…

La vida después del porno

Javier Vidal Randy West, Seka, Asia Carrera, Clara Morgane, Amarna Miller, ¡oh escultores de nuestras fantasías más tórridas! De hecho es difícil hacernos una idea clara de todos ellos vestidos, en la sección de embutidos del Carrefour o sin un…

El porno feminista ya está aquí

Hace cinco millones de años surgió de alguna cloaca del centro de la tierra una criatura que fue caminando, evolucionando desde una posición encorvada con aspecto de mono mutante hasta convertirse subrepticiamente en una figura estirada, soberbia, que sin querer o más bien gracias a una extensión en las relaciones de poder con su entorno, imponía una mirada masculina a todo lo que se le ponía por delante y por detrás. Tuvimos que esperar hasta 1975, año en que la teórica Laura Mulvey expuso el concepto de “male gaze” para encontrar un nuevo ángulo.

Todo lo que quisiste saber sobre el porno y nunca te atreviste a preguntar

Muchos de nosotros, consumidores de porno que acudimos puntuales a la cita con nuestra paja diaria frente al ordenador, nos hemos preguntado (antes de corrernos porque después de eyacular todo cobra otro sentido) cómo es la vida ordinaria, cotidiana y más mundana de los profesionales de la industria del cine para adultos. Llegarán tarde a casa y su pareja les preguntará: ¿qué tal el día, cariño, mucho trabajo? ¿Vivirán el amor como el del resto de los mortales, oficinistas, camareros y toreros incluidos, es decir, mal? ¿Mantendrán relaciones sexuales con cierta regularidad y optarán por posiciones tirando a normalitas y sin demasiadas acrobacias porque estarán cansados de practicar lo que para la mayoría es simplemente pura ficción? ¿Cómo llegaron a dedicarse a algo así? ¿A dónde envío mi curriculum?