El selfie y la nueva pornografía

Una sugerente pose en el espejo de un cuarto de baño. ¿Qué lleva a una persona anónima a romper los límites del pudor impuesto, de manera gratuita, exponiéndose al acoso y a los prejuicios que conllevan la imagen pornográfica?

Tras la puerta verde

Fue amor. Así, de esta manera tan abrupta apareció Marilyn Chambers en mi vida, acercando su boca a la mía, rodeándola con unos labios en forma de trampolín, con unos dientes blancos enroscados alrededor de una lengua que servía para todo tipo de placeres.

La polla de Nacho Vidal

Nacho vino al mundo con una misión: hacer el bien, amar sin escoger, tocar al que nadie toca, rozar el corazón de los pobres de espíritu, hacernos soñar.

El éxtasis colectivo

La Semana Santa, más allá de la religiosidad llevada con mayor o menor fe u honestidad social y propia, tiene un valor apreciable por ateos y creyentes de cualquier credo. Las procesiones son el gran arte escénico popular de España. En ellas los componentes materiales (música, vestuario, escenografía escultura y coreografía) y los inmateriales (la participación y actitud del público y procesonarios, variables según la geografía del país) se juntan para crear una narrativa mayor a la suma de las partes.

Tom fo Finland y la alegría de vivir

Touko Laaksonen, nacido en Finlandia en 1920, pasó de ser un niño rural que dormía con sus botas de piel puestas, las cuales abrillantaba con frecuencia, a ser una uno de los artistas undergrounds más influyentes de la segunda mitad del sigo xx. Bajo el pseudónimo de Tom of Finland, Laaksonen unió la clandestinidad con el arte popular a través de la pornografía gay.

Las cosas que nunca verás en el porno mainstream

Conozco a muchos consumidores de porno: padres de familia, desempleadas sin gatos, adictos a las mancuernas, solteros fofos y calvos, de torsos hercúleos con alergia al compromiso, mi amigo y poeta Javier Vicedo…

La vida después del porno

Randy West, Seka, Asia Carrera, Clara Morgane, Amarna Miller, ¡oh escultores de nuestras fantasías más tórridas! De hecho es difícil hacernos una idea clara de todos ellos vestidos, en la sección de embutidos del Carrefour o sin un dildo estimulando nuestro clítoris.

Tributos y atributos

Nobokov defendía que el buen lector no reproduce los libros ni con el cerebro, atendiendo meramente al sustrato intelectual y cognitivo del texto, ni con la sensibilidad, buscando respuesta a necesidades psicológicas y emocionales en temas, tramas y personajes, lo que lleva a la consabida identificación. El autor abogaba sin embargo la lectura con la espina dorsal, un acto que englobe cuerpo y mente y un algo más.

El porno feminista ya está aquí

Hace cinco millones de años surgió de alguna cloaca del centro de la tierra una criatura que fue caminando, evolucionando desde una posición encorvada con aspecto de mono mutante hasta convertirse subrepticiamente en una figura estirada, soberbia, que sin querer o más bien gracias a una extensión en las relaciones de poder con su entorno, imponía una mirada masculina a todo lo que se le ponía por delante y por detrás. Tuvimos que esperar hasta 1975, año en que la teórica Laura Mulvey expuso el concepto de “male gaze” para encontrar un nuevo ángulo.

Y tú ¿quién eres?

El debate público sobre pornografía está monopolizado por unos temas muy discutidos como lo pueden ser el estatus y condiciones de trabajo de los intérpretes o los efectos de su consumo. Uno de los eternos objetos de debate, y quizás el más problemático de todos ellos, es la representación femenina en la pornografía. Esto mismo lo he debatido en el ámbito privado con mujeres de diferentes perfiles siempre que he tenido ocasión, con interés de salir de la isla desierta que son nuestros ojos, la percepción y el erotismo propios, y enriquecerme de los ajenos. Por supuesto las respuestas han sido tan variadas como lo pueden ser los individuos.